10 consejos para regar tu jardín de manera eficiente

Para evitar que sus plantas cuelguen sus cabezas en verano, necesitan mucha agua. Pero, ¿cuánto o con qué frecuencia se deben regar? ¿Y es mejor regar desde arriba o desde abajo? Continúe leyendo y encontrará algunos datos inteligentes y útiles para regar sus plantas.

1. Mantener uniformemente húmedo

La mayoría de las plantas dependen incluso de la humedad. Sin embargo, un ligero secado antes de regar puede promover el crecimiento de las raíces en las plantas.

2. Riegue más raramente pero luego completamente

En el macizo de flores, una o dos sesiones de riego por semana suelen ser suficientes. Es mejor regar ocasionalmente pero con abundante agua en lugar de un poco de agua a menudo.

3. Riegue tarde en la noche o temprano en la mañana.

Cuando riega el suelo frío por la noche, se evapora menos agua que cuando riega el suelo caliente durante el día. El riego de una tarde o temprano en la mañana también permite que las plantas se abastezcan de agua lo suficiente antes del calor del día siguiente.

4. Mantenga las hojas secas

Las hojas mojadas pueden convertirse en hojas enfermas. Mantenida húmeda durante la noche, puede producir moho en las hojas. Las hojas que están húmedas al sol pueden desarrollar leves marcas de quemaduras (efecto de vidrio quemado de las gotas de agua).

5. Dar la cantidad correcta de agua

El riego adecuado a los requisitos significa que el agua debe alcanzar suficientemente las raíces. Demasiada poca agua solo cubrirá los centímetros superiores del suelo o puede que ni siquiera llegue a ellos (por ejemplo, cuando hay mantillo que cubre el suelo).

Foto: Brent Wilson / bauersyndication.com.au

6. Dar grandes cantidades de agua en partes

El agua necesita un momento para filtrarse en el suelo. Para evitar que el agua preciosa en la cama fluya sin usar, es mejor regar repetidamente en secciones.

7. Riegue con un objetivo pero distribuya

Regar siempre en un punto de raíz solo conduce a un crecimiento de raíz unilateral y, por lo tanto, a una absorción de nutrientes más pobre del suelo. Por lo tanto, siempre riegue alrededor de la planta y cubra toda el área de riego.

8. Irrigue de una manera que ahorre agua

Riegue tanto como sea necesario y lo menos posible. Esto se puede simplificar con un sistema de riego automático con sensor de humedad ubicado en la cama del jardín, en el balcón y en el césped.

9. Evite el anegamiento

El anegamiento suprime el aire de respiración de las raíces del suelo y las células de la raíz se ahogan sin oxígeno.

10. Use suelo rico en arcilla y de calidad.

El suelo vegetal rico en minerales de arcilla tiene mejores propiedades de expansión y, por lo tanto, puede retener el agua en el suelo mucho mejor y de manera más uniforme. En veranos húmedos y en invierno, asegure un drenaje de agua adecuado para evitar el anegamiento.

Etiquetas:  Baño y lavandería Dormitorios Navidad 

Artículos De Interés

add