8 consejos para diseñar la mejor cocina al aire libre

Las cocinas al aire libre definitivamente están en la lista de los mejores jardines en este momento, conocida como una de las principales tendencias de paisajismo para 2018.

Ya sea que sea un aficionado al horno de pizza, una nuez de barbacoa o simplemente no tenga un espacio de cocción lo suficientemente grande dentro de su casa, la mayoría de nosotros estaría de acuerdo en que cocinar afuera es mucho más agradable que estar atrapado dentro de cuatro paredes con olores de comida flotando. Entonces, ¿por qué no hacer que el proceso sea más eficiente y agradable con el equipo adecuado?

Tal vez sea ese instinto de hombre de las cavernas el que se destaca, pero los hombres parecen disfrutar particularmente demostrando sus habilidades culinarias al aire libre, aún más cuando hay una barbacoa, horno, refrigerador y banco para trabajar.

Para llevarlo a un sinfín de cenas al aire libre, aquí está nuestra lista de verificación de diseño de cocinas al aire libre.

1. ¿PARA QUÉ ES?

Antes de invertir en electrodomésticos o accesorios, primero aclare su objetivo general. ¿Es simplemente cocinar afuera sin viajes continuos adentro para bebidas, cubiertos y platos? ¿Eres un apasionado de la gastronomía y quieres producir platos gourmet mientras disfrutas del jardín? ¿Vas a cocinar principalmente para la familia, grupos pequeños o grandes reuniones?

Esto no solo ayudará a determinar el tamaño de su barbacoa u horno al aire libre, sino también el grado de espacio de preparación, almacenamiento y asientos que necesita. ¿Necesitas una nevera al aire libre para cerveza y vino? Incluso si atiende principalmente a niños o adolescentes, siempre se necesitan bebidas frías

Si tiene la habitación, le sugerimos que cree un espacio de comedor designado, así como un lugar cómodo para relajarse y dejar que la comida baje. Foto: bauersyndication.com.au

2. COCINAR TODO EL TIEMPO

Para aprovechar al máximo su cocina al aire libre, intente que sea utilizable durante todo el año. Esto significa crear un refugio contra el viento, el sol y la lluvia con pantallas y toldos, especialmente para el cocinero (¡sin embargo, evite materiales combustibles sobre la barbacoa o el horno al aire libre!). También es una buena idea tener una barbacoa con ruedas giratorias para que pueda trasladarse a un lugar más protegido en invierno. Los calentadores de patio o una chimenea al aire libre ayudarán a extender su uso del espacio durante los meses más fríos del año.

3. MASTERCHEF

¿Qué te gusta cocinar? Una ventaja de tener una cocina al aire libre es que puede complementar los aparatos de cocina existentes que tiene adentro. Las barbacoas son la opción obvia, pero también puede optar por hornos al aire libre para pizza, pan, carne, incluso pasteles, así como asadores, ahumadores, quemadores de wok y platos de teppanyaki.

4. UBICACIÓN, UBICACIÓN

Decidir dónde colocar la cocina al aire libre es obvio si tiene un área de entretenimiento al aire libre existente. Si no, entonces es fácil acceder a él desde su cocina interior. Esto no solo minimizará la entrada y salida entre los dos, sino que también costará menos conectarse a los servicios públicos existentes, como energía, gas y agua.

Sin embargo, esto puede no ser posible con sitios empinados o donde la vista, el sol o las comodidades (como una piscina) no estén cerca de la casa. En este caso, en lugar de usarse como un espacio de cocina suplementario, la cocina al aire libre deberá estar equipada como una entidad independiente con mucho espacio de almacenamiento y preparación.

Esta cocina al aire libre aprovecha al máximo el poco espacio disponible.

5. LÍNEAS BORRADAS

Si las cocinas interiores y exteriores estarán cerca unas de otras, piense en un diseño que permita que las dos se fusionen a la perfección para crear un área de entretenimiento grande y fabulosa cuando abra las puertas, una excelente opción si su cocina interior es bastante pequeña. Para un efecto realmente sorprendente, intente utilizar materiales y detalles que complementen o repitan los que se encuentran dentro de la casa: por ejemplo, mesas, herrajes para puertas y gabinetes.

6. DIBUJA UN PLAN

Una vez que haya trazado la estructura básica y el tamaño de su cocina al aire libre, puede comenzar a mirar su diseño funcional.

En general, los mismos principios se aplican para las cocinas al aire libre que para el interior, con el tamaño, la posición y la proximidad de las áreas frías (refrigeración), áreas calientes (barbacoas, hornos y estufas), áreas húmedas (fregaderos) y áreas secas (bancos de preparación y almacenamiento) todo diseñado para la máxima eficiencia.

Un enfoque simple es dividir la cocina al aire libre en tres zonas principales: preparación, cocción y servicio. Pero si aún no está seguro, hable con un diseñador de cocinas. La relación entre sus cocinas interiores y exteriores también debe considerarse en el diseño. ¿Los usará juntos o por separado cuando entretenga o cocine? ¿Funcionará eficientemente el tráfico peatonal entre ellos?

Un banco hecho a medida, combinado con el revestimiento de naves de esta casa junto al río en Brisbane, complementa el espacio al aire libre de estilo tropical. Fotografía: Maree Homer

7. ILUMINARSE

La buena luz es esencial cuando se cocina al aire libre. Elija alguna forma de iluminación direccional de tareas sobre las áreas de cocción y preparación, pero asegúrese de que no brille demasiado en el área de comedor al aire libre.

8. DURO Y DURADERO

La durabilidad es esencial para cualquier cosa que se use al aire libre, por lo que es una consideración importante al elegir los accesorios y materiales para su cocina. Incluso las barbacoas de acero inoxidable eventualmente se corroerán en lugares costeros, pero el uso de cubiertas protectoras aumentará su longevidad.

Mantenga baja la carga de trabajo de mantenimiento eligiendo materiales resistentes en su cocina al aire libre, y recuerde que los gabinetes y bancos deberán ser resistentes a la intemperie a menos que estén en un área protegida.

  • Elija materiales resistentes a la grasa para bancos y revestimientos de cubierta, concreto, piedra o adoquines con sellador para evitar manchas de alimentos.
  • Los materiales de pisos resbaladizos, como los azulejos, no son ideales en las áreas de cocción al aire libre.
  • En lugares donde el clima es muy frío, evite los bancos de salpicaduras o bancos de azulejos, ya que estos pueden agrietarse en fuertes heladas.

Etiquetas:  Renovando Cocinas Aire libre y jardinería 

Artículos De Interés

add